Saltar al contenido

Diferencias entre tarjeta de crédito y débito

Una tarjeta de crédito te sirve para pagar tus compras con dinero prestado del banco, mientras que una tarjeta de débito sólo te permite pagar con el dinero que tengas en tu cuenta. Pero ¿Qué otras diferencias hay? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cada una? Descubre las respuestas más adelante.

diferencias entre tarjeta de crédito y débito

Las tarjetas de crédito y débito son realmente muy parecidas, pues ambas te ayudan a realizar compras, pagar servicios, retirar dinero en efectivo, hacer compras por Internet, etc. Ambas tarjetas son hechas de plástico, tienen fecha de vencimiento, bandas magnéticas, un número de 16 dígitos y chips EMV. 

Ahora bien, así como podemos mencionar algunas similitudes, también existen varias diferencias entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito, las cuales son sumamente esenciales para saber cuál te conviene más solicitar. Pues bien, más adelante te diremos cuáles son y te explicaremos qué ventajas y desventajas tiene cada uno de estos productos bancarios. 

¿Qué diferencia tienen las tarjetas de crédito y las de débito?

La diferencia es que las tarjetas de crédito te permiten gastar dinero prestado por la entidad bancaria bajo cierto límite, mientras que con las tarjetas de débito sólo puedes gastar el dinero que previamente transferiste a tu cuenta bancaria. Esta diferencia es la más fácil de identificar, pero también la más esencial.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es un producto bancario que te permite realizar compras, pagar servicios y retirar efectivo con dinero prestado del banco. En otras palabras, el usuario cuenta con una línea de crédito para financiar sus compras, la cual, por supuesto, tiene cierto límite que podrá ser extendido o no según el cumplimiento de las cuotas.

Al igual que los préstamos bancarios, la entidad emisora de la tarjeta cobra intereses por el dinero que el usuario tome prestado. Dichos intereses debe pagarlos en cuotas mensuales, así como también debe pagar por el mantenimiento anual de la tarjeta, además de otras tasas y comisiones aclaradas en el momento de la solicitud.

Ventajas de usar tarjetas de crédito

A continuación, te mencionamos las principales ventajas de tener una tarjeta de crédito:

Formar un historial crediticio

Al ser titular de una tarjeta de crédito, todos los cumplimientos (o incumplimientos) de las cuotas se verán reflejados en tu historial crediticio. Si eres responsable con los pagos de las cuotas y pagas más del mínimo correspondiente, formarás un buen historial crediticio, lo que podría contribuir a que tu línea de crédito sea extendida o puedas solicitar otras tarjetas con mayores beneficios.

Protecciones de garantía

Si realizaste una compra de un objeto con tu tarjeta y el producto en cuestión se daña o es robado, puede que la compañía de la tarjeta de crédito se haga cargo por dicha compra.

Protecciones de compra

Puede ocurrir que, luego de comprar un producto cualquiera con tu tarjeta de crédito, a los días siguientes lo encuentres a un precio menor. De acuerdo a la tarjeta de crédito que tengas, puede que la compañía emisora te reembolse la diferencia.

Protección contra fraude

La gran mayoría de tarjetas de crédito tienen en su lista de beneficios una protección contra el fraude. Esto quiere decir que, si tu tarjeta de crédito es robada, la compañía emisora se hace cargo por las compras realizadas después del robo o desaparición de la tarjeta.

Por supuesto, esta cobertura sólo se aplica si el usuario reporta la tarjeta de crédito como robada durante las próximas horas. Las condiciones varían según la compañía emisora. 

Múltiples beneficios al usuario

El incentivo de tener una tarjeta de crédito es poder acceder a múltiples beneficios (además de los que ya hemos mencionado en los puntos anteriores), por lo que no se trata solamente de poder pagar compras con dinero prestado del banco. Por supuesto, estos beneficios varían dependiendo de varios factores. Pero, algunos muy comunes son:

  • Seguros de viaje
  • Seguros de auto
  • Rebajas en ciertos comercios afiliados
  • Descuentos y promociones en ciertos pagos

Desventajas de usar tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito también tienen ciertas desventajas que son muy importantes de tener en cuenta, entre las cuales podemos mencionar: 

Posibles deudas

Solicitar una tarjeta de crédito es una decisión sumamente importante, pues los gastos compulsivos podrían llegar a generar deudas. Después de todo, debes mantenerte al día con el pago de las cuotas, las cuales podrían aumentar si no tienes un control de gastos. 

Incluso, con algunas tarjetas de crédito aplican ciertas “penalizaciones” o intereses adicionales cuando el usuario paga solamente lo mínimo exigido en lugar de pagar más. Por lo tanto, los intereses de tus tarjetas podrían llegar a aumentar demasiado ocasionando que no te sea posible estar al día. 

Podría afectar tu historial crediticio negativamente 

Como hemos dicho, tu reputación como titular de una tarjeta de crédito se ve reflejada directamente en tu historial crediticio. Por lo tanto, si llegas a presentar deudas con la entidad financiera de la tarjeta, tu historial podría verse gravemente afectado, lo cual podría ser una gran limitante a la hora de solicitar préstamos bancarios u otras tarjetas. 

Tarifas e intereses altos

Una tarjeta de crédito es esencialmente un préstamo a corto plazo, por lo cual tendrás que devolver todo lo que gastas, pero con intereses. Y, además de esto, también debes pagar ciertas cuotas y tarifas que podrán variar según la tarjeta que hayas contratado. 

Debes consultar si la tarjeta de crédito que deseas solicitar cobra una tarifa anual por mantenimiento, un costo por renovación, una tarifa por transacción extranjera, entre otras comisiones y tarifas. 

¿Qué es una tarjeta de débito?

Una tarjeta de débito es una tarjeta que puedes utilizar para hacer compras, realizar transferencias o hacer pago de servicios con el dinero que previamente depositaste a tu cuenta bancaria. Por lo tanto, el dinero que gastas se descuenta directamente de tu caja de ahorros (a diferencia de una tarjeta de crédito).

Ventajas de usar tarjetas de débito

Las tarjetas de débito tienen varias ventajas que ofrecerte, entre las cuales tenemos: 

Evitas las deudas

Al disponer únicamente del dinero que tienes disponible en tu cuenta bancaria, evitarás gastar de más o caer en compras compulsivas. Por lo tanto, estarás obligado a administrar mejor tus egresos e ingresos. 

Sin cuota anual

No necesitarás pagar cuotas anuales ni tampoco ningún tipo de interés. Por supuesto, igual deberás pagar algunas comisiones por ciertas transacciones, retiros en el cajero o mantenimiento de la tarjeta. No obstante, estas comisiones son muchísimo más bajas a comparación de las tarjetas de crédito. De hecho, hay algunas tarjetas de débito que son prácticamente gratis, por lo que podrás financiar tu dinero sin endeudarte. 

Descuentos y rebajas

Dependiendo de la tarjeta de crédito que estés solicitando y de la entidad financiera en cuestión, puede que también tengas la oportunidad de disfrutar de ciertos descuentos y rebajas en supermercados, farmacias y/o comercios afiliados.

Protecciones contra el fraude

Algunas tarjetas de débito, en particular las emitidas por Visa o MasterCard, ofrecen protección contra el fraude. Esto quiere decir que, si tu tarjeta de crédito es robada o extraviada, estás protegido por cualquier gasto que se haga durante las siguientes horas (hasta que finalmente la tarjeta de crédito sea bloqueada por el banco luego de haber puesto tu denuncia).

Desventajas de usar tarjetas de débito

Las desventajas principales de usar tarjetas de débito son:

Sin recompensas ni garantías

Son muy pocas las recompensas y garantías que te ofrecen las tarjetas de débito, aunque todo dependerá de tu banco y del tipo de tarjeta que estés solicitando. Lo que sí es seguro es que no tendrás ningún tipo de protección de compra, ni tampoco seguros o garantías. 

No genera crédito

Al crear un buen historial crediticio, demuestras a los prestamistas que eres responsable y estás en la capacidad de devolver a tiempo el dinero que pides prestado. Pero, con las tarjetas de débito, no tienes esta oportunidad, pues todo el dinero que gastas es dinero que está en tu caja de ahorros. 

Tarifas

A diferencia de una tarjeta de crédito, no necesitarás pagar ningún tipo de interés o renovaciones al tener una tarjeta de débito. No obstante, esto no significa que sea totalmente gratis, pues aún así debes pagar por ciertas transacciones como: depositar a terceros, retirar efectivo en un cajero automático, consultar saldo, entre otras. 

Claro está que estas tarifas son bastante bajas y no afectan gravemente tu economía, pero es importante considerar que, a pesar de que todo el dinero sale de tu caja de ahorros, igual debes pagar por estos pequeños costos. 

¿Le ha resultado útil este artículo?